Cómo Curarte del Síndrome de la Comparación

 

 

 

 

Redes sociales, la nueva adicción globalizada. Hoy en día stalkear en instagram empieza siendo el rezo de cada día (para muchos inicia incluso antes del beso de buenos días con la persona que duerme a su lado!)

Al menos 15 veces al día se realiza la rutina de ver historias de cuerpos esbeltos comiendo pizza sin nunca engordar,

emprendedores ganando millones $ desde una hamaca en una isla sin ningún esfuerzo, selfies de personas con piel tan tersa que parece que el universo nunca les otorgó el don del de”acné” o “manchas de sol”…

Ya sabes, gente feliz, realizada, guapa y perfecta.. de esas que no encuentras caminando por la calle, pero a causa de la gracia de los filtros, existen en el mágico mundo de Instagram

Y mientras más historias miras, más ausente se siente tu autoestima
Y ya para cuando regresas a tu vida normal, la situación es irremediable..

el dolor de la realidad es punzante… como esta no tiene mil filtros ni Photoshop incorporado, la empiezas a ver con decepción y como si fuera un fracaso

Te has sentido así?

Sabes qué?!
También yo, y créeme, me he sentido así desde la hamaca en una playa paradisíaca con piña colada en mano

“WTF?! Cómo es eso Luana?!”

Pues si. Y con mi honestidad sin filtro y mi imperfección sin maquillaje te lo cuento…

Porque a veces uno cree que va imperturbable caminando por la vida pero de pronto se despista, tropieza y cuando se da cuenta ya se ha embarrado de mierd* mental otra vez

(lo siento, pero si estamos hablando de vivir sin filtros, no le voy a poner uno ahora a mi vocabulario)

A esto se le llama el síndrome de FOMO (Fear of Missing Out)

Es la sensación de estar perdiéndote de algo…

La sensación de que siempre hay algo mejor de lo que tú estás haciendo en este momento. La nueva tendencia para no vivir en el aquí y ahora y en su lugar, pasártela imaginando cuántas otras cosas podrías estar haciendo y logrando en vez de… bueno de cualquier cosa que estés viviendo hoy

Yo llegué incluso a pensar que por estar viajando no estaba creando más proyectos más rápido…
Hoy me río porque sé que por supuesto si hubiera estado en mi casa de workaholic hubiera estado viendo playas paradisiacas y diciéndome a mi misma “por estar trabajando no estás viajando más y relajándote”

Esa sensación de que lo que haces no es suficiente y que nunca basta

Lo sé. El ser humano siempre busca maneras de complicarse la existencia.

Cuál es la solución.?

Te diría CERRAR instagram, pero tú y yo sabemos que eso no va a pasar.

Aunque si te soy sincera, trato de usar instagram y Facebook estrictamente para compartir mi mensaje y mi propuesta. Mis niveles de chismeo han reducido bastante, y recomiendo mucho que empieces a limitar la cantidad de veces que abres la aplicación (excepto para verme a mi, claro está! ;))

Ok, volviendo al punto. Cuál es la solución?

Cambiar la pregunta.

Cambiar el enfoque.

lo sabemos, la calidad de preguntas que nos hacemos dan como resultado la calidad de vida que tenemos

Qué no tengo? Qué me falta? De qué me estoy perdiendo?

Preguntas incorrectas

De qué estoy agradecida de tener hoy que no necesita filtro ni exponerlo en instagram para que me haga feliz?

Aquí ya estamos haciendo alquimia.

Qué vivo hoy que me hace sentir dichosa, agradecida, afortunada?

Qué YA soy? Porque tal vez no seas los cuadritos perfectos con piel bronceada que come pizza sin inflarse, pero si te dejas de enfocar en “que te falta” y creas una lista de cosas que te recuerden siempre quien YA eres, tu enfoque va a cambiar.

Cambia el FOMO (fear of missing out, miedo de perderse de algo) por disfrutar completamente lo que estás viviendo hoy, porque créeme, lo único que sí te vas a perder es el presente y de atrapar este preciso instante y el regalo que tiene para ti , con sus carcajadas y sus tropiezos (y sí, con su acné, manchas de sol y calorías que SÍ se convierten en gorditos!)

Instagram es un show, en donde por turnos la gente expone una increíble vida, que muchas veces, hasta ellos quisieran tener!!

Casi nadie te mostrará sus noches de insomnio, sus deudas, sus corazones rotos ni su fracaso.

Te lo dice una persona que usa Instagram para inspirar un estilo de vida que está a tu alcance a tener. y yo misma te digo: NO todo es felicidad, unicornios y orgasmo existencial aquí.

Todos tenemos nuestra batallas.

Toda historia increíble que ves publicada requirió mucho esfuerzo previo, caídas, noches de insomnio, fracasos, llantos y un proceso para llegar a ese final.

No compares tu realidad en la base de la montaña sin estrenar tus zapatos montañeros con la realidad después de 5 años de caminata cuesta arriba de otra persona.

Por ejemplo, tú miras esta foto:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por LUANA MOR – Emprende Tu Misión (@luana.morr) el

 

Pero si vas más allá, sobre lo que tuvo que pasar para que esta foto exista (y en la descripción de la misma lo cuento abiertamente ), fueron muchas noches de

 

(y no, esa no soy yo, cuando uno está en momentos así de lo que menos  ganas tiene es de tomarse fotos para el recuerdo!)

Así que si vas a ver realidades ajenas, que te sirvan de inspiración para lo que es posible para ti, que den a tu vida una posibilidad, que te regalen sueños y planes… no razones para sentirte un fracaso.

Si vas a compararte que sea con la versión anterior de ti mismo y valora cuánto ya has crecido y no has necesitado Photoshop para inventártelo!

Qué la fuerza te acompañe. Por una vida con menos Photoshop y más aquí y ahora

 

Te gustó? Tengo más para ti. Descarga mi Regalo!

Y bueno, ya que no vas a cerrar tu instagram, al menos sígueme y en-red-émonos por ahí 🙂

 

Compártelo en tus redes sociales

Comentarios con Facebook

Comentarios